la visión de Sion

Primeramente no hablamos de Sion porque nos llamamos Sion, de hecho, nos llamamos Sion porque hemos comprendido el significado que tiene Sion en la escritura y porque allí queremos llegar.

 

SION, LA META DEL VIAJE DE ISRAEL

El apóstol Pablo deja muy claro que el viaje de Israel de Egipto a la tierra de la promesa es un tipo, figura, sombra o enseñanza para los creyentes del Nuevo Pacto (1 Cor. 10:1-11, Heb. 3 y 4), Pero ¿Cuál fue el inicio de este viaje? Egipto el cual es un tipo del mundo, del lugar donde nos escontramos esclavos del pecado y de Satanás que representado por Faraón; ¿Cual es el destino de este viaje? Moisés lo deja muy claro en su canto profético después de cruzar el Mar Rojo, el monte de la heredad del Señor, el lugar de su morada (comp. Exo. 15:17, Sal. 132:13-14) el monte de Sion que también es el lugar del reposo de Dios, del cual ni Moisés, ni Josué introdujeron al pueblo (Heb. 4:8, Jos. 13:1), sino que fue David quien llevó al pueblo de Dios a este lugar que se convirtió en "la ciudad de David" donde también levantó el Tabernáculo de David (2 Sam. 5:6-9, 1 Cron. 13:3, 2 Cron. 1:4, 2 Sam. 6:13-17).

 

TENER UNA VISIÓN CRECIENTE - EL SUPREMO LLAMAMIENTO

Es vital para todo creyente tener una visión creciente, muchos creyentes se conforman con ser salvos, redimidos, con escapar del infierno y si acaso buscan algo más como tener el Bautismo en el Espíritu Santo que aun cuando es una bendita y maravillosa experiencia necesaria para todo creyente no es la meta, hay más, mucho más; necesitamos tener una visión creciente de otra manera viviremos descuidadamente (Prov. 29:18), David captó esta visión por el monte Sion y por eso escribía constantemente sobre esta visión en los Salmos; por ejemplo encontramos 15 requisitos, los requisitos más altos para los que han de habitar, morar, subir, estar en el monte Sion en Salmo 15:1-5 y en Salmo 24:3-5, Sion es el Monte Santo del Señor en la escritura (Sal. 2:6, 48:1-2, 87:1-2, Zac. 8:3), Isaías habla más adelante sobre estos requisitos para los que estarán en este monte en Isaías 33:14-16, también en Apocalipsis 14:1-5 encontramos los que morarán en el monte Sion Celestial  y sus características que los hicieron calificar para estar allí, el lugar donde también se encuentra el trono del Cordero.

 

SER NACIDOS EN SION

Encontramos en el Salmo 87:4-6 un concepto que es por muchos pasado por alto,  habla de los que han nacido en Sion, y al respecto podemos decir que Dios toma en cuenta donde nacen las personas en lo natural, pero aun es de mucha mayor importancia donde nacen las personas en lo espiritual, la visión en la cual nacen; cuando nacemos en Sion, tomamos a SIon como nuestro destino así como David en quien nació la visión por el monte Sion (aun cuando él nació fisicamente en Belén). Hay muchos creyentes que han nacido de nuevo, aman al Señor y se han consagrado al Señor pero no ha nacido en ellos la visión de Sion, cuando nacemos en Sion sabemos que nuestro llamado espiritual y meta es Sion y la visión de Sion, del monte Sion se trata de tener un amor y un deseo ardiente por el Señor, por habitar donde Él habita. (Sal. 132:13-14, Heb. 12:22-24).

 

EL SIGNIFICADO ESPIRITUAL DE SION

Se habla mucho de Sion en la Palabra de Dios, tan solo el Salmo 87:1-3 dice que se dicen cosas gloriosas de Sion ciudad de Dios. Pero ¿De qué nos habla Sion?

 

1.  El lugar donde Dios habita (Sal. 87:2, 132:13-14, 9:11, 76:1-2, Isa. 8:18, Jo. 3:17).

 

2.  El lugar de la santidad de Dios (Sal. 2:6, Zac. 8:3, Isa. 4:3-4).

 

3.  El lugar de alabanza y adoración ungidas (2 Cron. 29:26-27, Hech. 15:15-17).

 

4.  Sion es el lugar de salvación (Isa. 46:13, Sal. 14:7, Joel 2:32).

 

5.  Sion es el lugar de poder (Sal. 110:2, 84:7).

 

6.  Sion es el lugar de gozo (Sal. 16:11, Isa. 35:10, Sal. 48:2)

 

7.  Sion es la perfección de la belleza de Dios (Sal. 50:2, 48:2).

 

8.  El lugar donde nos presentamos delante de Dios (Sal. 84:7).

 

9.  Es el lugar del favor de Dios (Sal. 102:13).

 

10.  Es el lugar de la gloria de Dios (Sal. 102:16, Isa. 4:5).

 

11.  Es el lugar del Nombre de Dios (Sal. 102:21, Isa. 18:7).

 

12.  Es el lugar firme e inconmovible (Sal. 125:1).

 

13.  Es un lugar de oración (Isa. 56:7, Sal. 24:3-6).

 

14.  Es el lugar de las bendiciones de Dios (Sal. 133:3, 128:5, 24:3-5).

 

15.  Es el lugar de unidad (Sal. 133:1-3).

 

16.  Es el lugar de justicia y rectitud (Isa. 33:5, Sal. 15:1-2).

 

17.  Es el lugar de la ley de Dios (Isa. 2:3, Miq. 4:2).

 

18.  Es el lugar de cimiento estable (Isa. 14:32, 28:16, 1 Ped. 2:6).

 

19.  Es el lugar donde Dios reina y reinará (Isa. 24:23, Miq. 4:7, Sal. 2:6).

 

20.  Es el lugar de paz (Isa. 33:20, Sal. 147:12-14).

 

21.  Es el lugar del río de Dios (Isa. 33:20-21, Sal. 46:4-5).

 

22.  Es el lugar de sanidad divina (Isa. 33:24, Jer. 30:17).

 

23.  Es el lugar de buenas noticias (Isa. 40:9, 52:7).

 

24.  Es el lugar que florece como un jardín (Isa. 51:3, 35:1-2).

 

25.  Es el lugar de la lluvia tardía y del derramamiento del Espíritu Santo (Joel 2:23, 28-29, Ose. 6:3).

 

26.  Es el lugar de liberación y manifestaciones poderosas (Abd. 1:17, 21, Rom. 11:26).

 

27.  Es el lugar del consuelo de Dios (Isa. 51:3, Zac. 1:17).

 

28.  Es el lugar buscado por muchas naciones (Sal. 48:2, Miq. 4:2, Isa. 62:11-12).

 

29.  Es el lugar del reposo de Dios (Sal. 132:13-14, 2 Sam. 7:1, Heb. 4:9-11).

 

30.  Es el lugar de la provisión abundante de Dios (Sal. 132:13-15).

 

31.  Es el lugar de reyes y sacerdotes espirituales (Sal. 132:13, 16, Apo. 5:9-10).

 

32.  Es el lugar donde está la seguridad y la protección de Dios (Isa. 11:9, 65:25).

 

33.  Es la morada de los que confían en el Señor (Sal. 125:1, Isa. 57:13).

 

34.  Es el lugar de enseñanza y maestros de justicia (Isa. 2:2-3, Joel 2:23).

 

35.  Es el lugar de la innumerable compañía de ángeles (Heb. 12:22).

 

36.  Es el lugar de la doble porción (Heb. 12:22-23, Deut. 21:17).

 

37.  Es el lugar de la perfección de los santos (Heb. 12:22-23).

 

38.  Es la morada de la novia de Cristo (Isa. 62:1-5, Apo. 21:9-11).

 

39.  Representa al Lugar Santísimo (1 Cron. 16:39, 21:29, Sal. 76:1-2, 2 Cron. 1:3-6).

 

Por todo esto es que Dios quiere introducir a su pueblo a Sion como expresa Jeremías 3:14, "Convertíos... y os introduciré en Sion".